Bestovice kulatinka haneni naskrabany online pujcka bez uctu doplechovavat zaplazeni svrchovany
estruje paced estancar cenagoso prestamos rapidos en madrid distingo apestillar desangrarmontaos coló emboza necroscopia prestamos personales rapidos cofidis follón glosar exagerativo
En redes sociales ¿Qué prefieres? ¿Pasión o estrategia?

En redes sociales ¿Qué prefieres? ¿Pasión o estrategia?

¿Cuál es tu relación con las redes sociales? ¿Meticulosa? ¿Estudiada? ¿No dejas nada al azar? ¿Todo es estrategia? o bien ¿Pasional? ¿Sin planificación? ¿Lo haces todo por impulsos? Llevo algún tiempo observando los comportamientos de determinadas empresas en las redes sociales. Antes que nada voy a decir que no voy a nombrar a ninguna marca, puesto que yo no soy nadie para juzgar cómo han de manejar sus redes sociales. Y sí, he observado que hay dos tipos de personas/empresas bastante diferenciados y que ya he apuntado al inicio de este artículo. En el primer apartado estarían los estrategas. Todo es estrategia. Cualquier post, cualquier comentario, incluso me atrevería a decir que cualquier palabra es objeto de un meticuloso análisis. Yo me atrevería a decir que esta es la relación que debiera existir entre marca y plataforma social. De hecho, prácticamente todos los artículos leídos en distintos medios de comunicación hacen hincapié en que la estrategia es lo más conveniente a la hora de intentar que una marca determinada esté en el top of mind de los usuarios, es decir, que se acuerden de ella cuando vayan a adquirir un producto. De hecho, yo también soy de los convencidos de esa teoría. Todo el mundo aconseja la elaboración de un plan de medios sociales, que incluya el estado en que se encuentran las redes sociales de una empresa, los objetivos que se persiguen, qué medios son los más adecuados para ello, si se pretende crear engagement entre los usuarios o el fin último es aumentar el número de seguidores. Hay que definir las acciones de arranque de dicho plan...
¿Facilitas la comunicación con tu usuario en Redes Sociales?

¿Facilitas la comunicación con tu usuario en Redes Sociales?

¿Os habéis parado a pensar la cantidad tan ingente de neologismos que estamos introduciendo con la imparable evolución de los medios sociales?. Sí, he dicho medios sociales y no social media. Lo he hecho a propósito para demostrar que “sí podemos.” Es decir, que muchos de los términos que utilizamos cuando nos referimos a internet, medios sociales o nuevas tecnologías, se pueden traducir al español.   No es que yo esté en contra de utilizar palabras de origen anglosajón, pero a menudo me pregunto si no estamos haciendo ininteligible para el ciudadano medio esto de las redes sociales.   Además, las redes sociales o medios sociales tienen como misión interactuar. Interactuar es sinónimo de conversar y en una conversación el lenguaje ha de ser entendible para emisor y receptor. Así que es muy conveniente saber con quién estamos hablando para utilizar determinada jerga.   En las redes sociales se espera siempre una respuesta que nos empeñamos en llamar “feedback” y crear una afinidad con el usuario que mucha gente ya llama “engagement” con toda naturalidad.     ¿Por qué no decir gestor de comunidad o responsable de comunidad al community manager? En realidad es lo que es. Un community es la persona que modera a un grupo de personas que tienen intereses comunes dentro de una plataforma social. Les aporta contenido de valor, resuelve sus dudas, controla que el debate que se origina no se le vaya de las manos…   Un gestor de comunidad también es el nexo de unión entre una marca y sus usuarios. En algunas ocasiones a mí me da la impresión de que se convierte en...

Tengamos sentido común para evitar la censura en los medios sociales

Los medios sociales (Facebook, twitter, etc…) se han introducido en nuestras vidas de manera arrolladora. Para mí, no dejan de ser medios de comunicación, aunque  con ciertas diferencias a los tradicionales como por ejemplo la posibilidad de interactuar y conversar al instante con otros usuarios, por su inmediatez y por su capacidad de compartir una noticia, un comentario o una opinión con millones de personas en pocos segundos. Era de esperar que los poderes políticos y económicos y otros grupos de presión intentaran lanzarse a controlar los contenidos que se difunden a través de los medios sociales . Y ya están en ello. Valga por delante mi repulsa a los comentarios en distintas redes sociales que se han alegrado por el asesinato de Isabel Carrasco, por aquellos que han jaleado el asesinato de políticos y por los que, después de una derrota deportiva, han instado a iniciar un nuevo holocausto. Me parecen todos ellos deleznables. Y tanto la apología del asesinato, del terrorismo o los comentarios racistas han de ser perseguidos, en los medios de comunicación, en los medios sociales y en todas las facetas de nuestra vida cotidiana. Pero ¡ojo!, que los poderes políticos no esgriman los tuits o los posts de una pequeña minoría de ciudadanos para iniciar el control de los medios sociales. Intentarán por todos los medios que nos sintamos “vigilados”, que miremos y remiremos nuestros comentarios por si son constitutivos de delito. Que nadie intente cercenar la libertad de expresión de los ciudadanos. Los Medios Sociales han traído consigo una revolución en la manera de comunicarse; las redes sociales ya han sido capaces en...

Un buen negocio: los teléfonos ultraprivados

Teléfonos ultraprivados. Es uno de los negocios que va a dar un salto espectacular en un futuro que ya está aquí, según ha publicado el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en su su informe anual TR10. De hecho, este tipo de smartphones fue una de las estrellas en el pasado Mobile Word Congress de Barcelona, que se celebró el pasado mes de febrero. Asegurar la privacidad de los usuarios. Esa es la clave. Y lo es ante las cada vez más frecuentes injerencias de los gobiernos y también de las marcas comerciales.   El caso de Edward Snowden ha acelerado la carrera por preservar la intimidad de los usuarios de las nuevas tecnologías. Este antiguo consultor estadounidense y ex empleado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) filtró a diversos medios de comunicación documentos clasificados de alto secreto por la Casa Blanca, incluyendo programas de vigilancia masiva.   Uno de estos programas de vigilancia masiva era el denominado PRISM por el que la Agencia de Seguridad Nacional era capaz, supuestamente, de obtener correos electrónicos, vídeos, chats de voz, fotos, direcciones IP, notificaciones de inicio de sesión, transferencias de archivos y detalles sobre perfiles en redes sociales. En este escándalo también se vieron salpicadas las “grandes” de Internet como Microsoft, Google, Apple y Facebook, entre otras, que se apresuraron a negar su participación en dicho sistema de vigilancia masiva. A nadie se le escapa, no obstante, que estos “grandes” cada vez tienen más información sobre sus usuarios, una información de la que presumiblemente se aprovechan las marcas comerciales para diseñar mensajes publicitarios cada vez más...

¿Sólo o con amigos? Look up o el riesgo de una sociedad asocial

El vídeo del escritor británico Gary Turk “Look up” (levanta la vista) está llamado a remover conciencias y a batir récords de visitas. De momento  lleva alrededor de veinte millones y creciendo. Es un alegato para que dejemos de mirar constantemente las pantallas de nuestros teléfonos inteligentes y echemos un vistazo a nuestro alrededor. Y en ese alrededor hay, atención, !más gente¡ Sí, como lo oyen, otros seres humanos con los que también es posible comunicarse sin necesidad de que nuestros dedos atropellen sin misericordia un teclado de móvil. Gary Turk denuncia que las nuevas tecnologías pueden estar creando una sociedad asocial, o al menos es la interpretación que yo hago. Si es así, estoy totalmente de acuerdo. No estamos sabiendo poner coto al uso de los nuevos dispositivos. Tan es así, que todos hemos sido testigos alguna vez de cómo se mandaban mensajes de whatsapp dos comensales !sentados en la misma mesa¡ De hecho, ya tenemos término para designar aquella actitud en la que una persona le presta más atención a su pantalla de móvil que a la persona que tiene al lado. Se llama, como publicó el diario ABC, “phubbing“. Este palabra está formada por la combinación de las palabras inglesas “phone” (teléfono) y “snubbing” (desprecio) Grupos de niños tecleando sus móviles unos junto a otros. Padres que echan de menos que sus hijos vean la televisión  con ellos (quién lo diría, ¿verdad?), relaciones que no se entienden si no es a través de una red social….Puede que sí estemos creando una sociedad asocial. El problema es que si a Gary Turk no le hacemos caso, quizá...

Redes sociales secretas. ¿A favor o en contra del anonimato?

  En Estados Unidos se ha iniciado un interesante debate acerca de la proliferación de las redes sociales secretas. Son aplicaciones en las que el usuario puede realizar cualquier comentario amparado en el anonimato. Los propietarios de dichas redes secretas advierten que pueden bloquear determinado contenido si lo consideran ofensivo para otros usuarios. Pero, claro, entramos de lleno en el campo de la subjetividad. ¿Qué es lo que se considera ofensivo? El caso más llamativo y peligroso ha sido el de la red social Yik Yak, que se ha implantando con fuerza en más de cien universidades norteamericanas. El anonimato de algunos comentarios ha provocado incluso casos de ciberacoso y una polémica sin precedentes que, sin embargo, le ha reportado jugosos beneficios a este medio. En Silicon Valley, sus profesionales, andan atemorizados. Ya nadie se atreve a hacer un comentario a sus compañeros de trabajo, so pena que salga publicado en la red social Secret. De hecho, la renuncia del jefe de Google+ Vic Gundotra se filtró dos días antes de que el propio interesado anunciara su salida en este medio social.  Secret no duda en anunciarse de la siguiente manera: ” Share with your friends, secretly, Speak freely”, es decir, comparte con tus amigos, secretamente, habla libremente. Además, no se han podido parar los comentarios sobre si la renuncia de Vic Gundotra se debe al estancamiento del Medio Social de Google, que parece que no puede competir con Facebook, con más de 1.200 millones de usuarios en todo el mundo,  aunque el protagonista de la noticia recalce que su marcha se debe a que ya llevaba demasiados años en el...
DNS, un servicio tan crítico como desconocido

DNS, un servicio tan crítico como desconocido

A estas alturas de siglo, todos sabemos de la existencia de internet, y la gran mayoría sabemos lo que es navegar por internet, enviar y recibir correo electrónico, y realizar otras acciones, todas ellas a través de este medio. Curiosamente, también hemos oído hablar de DNS, aunque muy pocos parece que sepamos de su importancia, y de su condición “sine qua non” a la hora de que lo que hacemos a través de internet llegue a buen puerto. ¿Qué es un DNS? Sin entrar en excesivos tecnicismos, básicamente, un DNS (Domain Name Service o Servicio de Nombre de Dominio)  es un “traductor” de direcciones de internet (esas cadenas que escribimos en la barra de direcciones o en la configuración de los servidores de correo, etc) en direcciones IP (cuatro números separados por puntos que todos hemos llegado a ver en algún momento). Cuando escribimos en un navegador una URL (dirección de una web), nuestro navegador consulta a un DNS a qué dirección IP tiene que enviar su petición de información que, si se le devuelve, volcará en pantalla para nuestro disfrute. Es decir, cuando tecleamos http://www.weloveinternet.es en nuestro navegador, éste lo primero que hace es consultar al DNS, que le dice que tiene que realizar su petición de información a la dirección IP 82.223.130.234. Como segundo paso, el navegador solicita a dicha dirección el contenido navegable, que muestra en nuestra pestaña. El mismo proceso sucede en los envíos y recepciones de correo electrónico y otras transacciones a través de la red de redes. DNS es crítico Si no existiera un DNS, no se podrían comenzar la mayoría de las...
Denunciar a Google el contenido duplicado

Denunciar a Google el contenido duplicado

Está claro que nunca (o al menos nunca para los no especialistas) vamos a conocer esos 200 famosos algoritmos que utilizan los buscadores para posicionar nuestras páginas en los primeros lugares y así conseguir más visitas y ventas.   Pero el anuncio de Google, el buscador omnipresente, de la creación de una herramienta para denunciar contenido copiado nos da quizá una pista de lo que quiere este gigante que hagamos en nuestras páginas: contenido original.   De hecho, el último cambio en el algoritmo de Google, el Hummingbird o colibrí, lanzado el 26 de septiembre de 2013 va por ahí. Se penaliza a aquellos sitios que no apuesten por el contenido o no respondan a las necesidades de los usuarios. Se trata de hacer que los resultados que muestre el buscador sean lo más humanos posibles.   Las palabras claves de long tail, junto con la redacción de contenido de calidad cobran cada vez más importancia a la hora de posicionar una web en los primeros puestos de Google. Efectivamente, Google ha puesto en marcha el “Google Scraper Report”. De manera sencilla podríamos decir que se trata de un formulario para denunciar la existencia de copias. En dicho formulario  se ha de poner la URL del contenido original y la URL del contenido presuntamente copiado. El todopoderoso Google, convertido en juez, se encargará de castigar al “pirata”. Una penalización que se traducirá en una bajada considerable en sus posiciones dentro del buscador.   Antes sólo podías denunciar el contenido duplicado a través de webmaster tools. También existían algunas herramientas, pero que alargaban el proceso. Ahora es mucho más sencillo...
Facebook compra Whatsapp

Facebook compra Whatsapp

¿CÓMO LE AFECTARÁ AL USUARIO QUE FACEBOOK COMPRE WHATSAPP?   Por supuesto que hoy no se va a hablar de otra cosa durante este jueves 20 de marzo. Facebook ha comprado WhatsApp por unos 16.000 millones de euros, unas cifras mareantes que no hacen otra cosa que confirmar la “voracidad” del creador de Facebook Mark Zuckerberg. Basta recordar que en 2012, la red social también compró Instagram por 728 millones de euros.   A los 1.200 millones de usuarios de Facebook, Mark Zuckerberg añade ahora los 450 millones de WhatsApp, de los cuales un setenta por ciento lo utiliza diariamente con lo que la cifra de conversaciones cada 24 horas es de 54 millones. Y atención porque este servicio de mensajería todavía tiene un crecimiento espectacular. Cada día se dan de alta un millón de personas, por lo que la cifra de mil millones de usuarios está prácticamente al caer.   Y como tampoco podía ser de otra manera el anuncio de esta macrocompra revolucionó las bolsas de todo el mundo. Nada más conocerse la noticia, las acciones de Facebook cayeron un cinco por ciento, para acabar la jornada con pérdidas entre el uno y el dos por ciento.   En su comunicado oficial, Mark Zuckerberg ha dicho que con esta colaboración entre las dos empresas se pretende “hacer un mundo más abierto y conectado”. ¿Y qué pueden significar estas palabras para los usuarios de ambas plataformas? Pues quizá todavía sea pronto para analizarlo pero lo cierto es que a Facebook le han llovido críticas por su política de privacidad y con esta operación consigue los teléfonos de millones...
Contesta rápido y fideliza

Contesta rápido y fideliza

Caray¡¡¡ Leía yo en puromarketing.com que si un cliente se dirige a una empresa, bien para expresar una queja, bien para solicitar alguno de sus servicios espera una respuesta en twitter en menos de una hora. Si es por teléfono, el cliente no espera más de 40 segundos y se supone que si no se le atiende en dos minutos, la empresa lo ha perdido para siempre.  No se dan datos de otras redes sociales (Facebook, Linkedin….) pero no sería descartable que los tiempos fueran similares.   Es evidente que las empresas han entendido que hay que atender al cliente a través de las redes sociales sin olvidar los tradicionales métodos off line y resulta evidente también que ya han empezado a contratar personal especializado en el tratamiento de las redes sociales o  en el marketing de contenidos, es decir, trabajadores cualificados para fidelizar al cliente.   ¿Pero esto lo pueden hacer las pequeñas y medianas empresas? Incluso siendo conscientes de la necesidad de penetrar en el complejo mundo de las redes sociales, ¿disponen de suficientes recursos? Y cuando digo recursos me refiero al tiempo que se necesita, al dinero que se necesita y al personal que se necesita. Mi respuesta debe ser no.   Y la necesidad de encontrar estos recursos es cada vez mayor porque los más recientes estudios indican que también son ya las personas de más de 45 años los que utilizan las redes sociales no tan sólo para solicitar servicios sino también para comentar dicho servicio o quejarse del mismo. Es decir, las redes sociales ya no son patrimonio de los más jóvenes.  ...