Tengamos sentido común para evitar la censura en los medios sociales

Los medios sociales (Facebook, twitter, etc…) se han introducido en nuestras vidas de manera arrolladora. Para mí, no dejan de ser medios de comunicación, aunque  con ciertas diferencias a los tradicionales como por ejemplo la posibilidad de interactuar y conversar al instante con otros usuarios, por su inmediatez y por su capacidad de compartir una noticia, un comentario o una opinión con millones de personas en pocos segundos.

Era de esperar que los poderes políticos y económicos y otros grupos de presión intentaran lanzarse a controlar los contenidos que se difunden a través de los medios sociales . Y ya están en ello.

Valga por delante mi repulsa a los comentarios en distintas redes sociales que se han alegrado por el asesinato de Isabel Carrasco, por aquellos que han jaleado el asesinato de políticos y por los que, después de una derrota deportiva, han instado a iniciar un nuevo holocausto. Me parecen todos ellos deleznables. Y tanto la apología del asesinato, del terrorismo o los comentarios racistas han de ser perseguidos, en los medios de comunicación, en los medios sociales y en todas las facetas de nuestra vida cotidiana.

Sentido común para evitar la censura

Sentido común para evitar la censura

Pero ¡ojo!, que los poderes políticos no esgriman los tuits o los posts de una pequeña minoría de ciudadanos para iniciar el control de los medios sociales. Intentarán por todos los medios que nos sintamos “vigilados”, que miremos y remiremos nuestros comentarios por si son constitutivos de delito. Que nadie intente cercenar la libertad de expresión de los ciudadanos.

Los Medios Sociales han traído consigo una revolución en la manera de comunicarse; las redes sociales ya han sido capaces en algunos casos de cambiar la opinión de políticos y gobernantes porque su fuerza es mucha y todo el mundo, gracias a ellos, puede expresar su parecer sin tener que esperar que su carta sea publicada en la famosa sección de “Cartas al Director” o a que le llamen de los escasos espacios de debate ciudadano en radios y televisiones tradicionales. No. Ahora ya se puede opinar y lanzar esa opinión a las redes sociales, sin filtros, sin intermediarios y con millones de personas de potencial audiencia.

Eso sí. Yo quiero pedirles a todos los usuarios de los medios sociales que tengan sentido común. Que no demos argumentos a los poderes políticos y económicos para que ejerzan una censura que a buen seguro anhelan. Hay muchas manera de ejercer nuestra libertad de expresión. Desde luego, con insultos, con amenazas, no. No echemos a perder la “frescura” que nos permite la web 2.0. No desaprovechemos la ocasión de poder interacturar con millones de ciudadanos. Jamás el ser humano había estado tan comunicado como ahora, pero seamos capaces de utilizar los medios sociales de manera adecuada.

¿Y tú, qué opinas? ¿Crees que con el sentido común bastaría para evitar la censura o se necesitan más medidas?

 

 

 

 

 

 

¿compartes?Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *